tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 17 de octubre de 2014

Una marroquí, encerrada por su marido durante ocho años y vigilada por un perro de raza pitbull

Un ciudadano marroquí de Casablanca encerró a su esposa durante ocho años en su domicilio y puso a un perro de raza pitbull para vigilarla, ha informado este jueves el diario local Al Massae.
La víctima F.Q, de 44 años de edad y aparentemente con problemas mentales, estuvo encerrada durante todo ese tiempo en su vivienda, donde el marido prohibió a sus familiares que la visitasen, ha explicado el rotativo.
Después de recibir una petición de socorro por parte de la familia,varias asociaciones feministas se encargaron de denunciar el caso ante la policía.
Tras ese requerimiento, la policía irrumpió en la casa donde estaba encerrada la mujer el martes pasado y la encontró en un estado "esquelético y crítico", precisa el diario, que se hace eco de la indignación de los vecinos.
La mujer fue ingresada ese mismo día en el hospital Ibn Rochd de Casablanca, según el rotativo que cita fuentes sanitarias.

Castigo en China a las amantes: desnudarlas en plena calle

Lin Yao Li, de 38 años, iba andando camino de casa tras hacer algunas compras en un centro comercial de la ciudad china de Puyang, cuando se vio acorralada por cuatro mujeres que la estaban esperando para darle un 'correctivo'.
El hecho de que la víctima se hubiese acostado con el marido de otra mujer, parece dar la autoridad necesaria a este grupo de mujeres paraarrancarle violentamente la ropa a la vista de todos sin que nadie haga nada por detenerlas.
Parece haberse convertido habitual en China, donde hace poco más de un mes otra mujer fue atacada de igual manera en la ciudad oriental de Jinan, como recoge el Daily Mirror. Mientras la mujer se revolvía en el suelo e intentaba liberarse de sus agresoras, éstas aprovechaban para asestarle golpes y patadas.
Las atacantes estaban lideradas por la esposa del hombre con el que Lin Yao Li había mantenido presuntamente una relación.
El hombre que finalmente se prestó a ayudarla Jun Feng, aseguró a la televisión local que "este tipo de cosas se están volviendo algo normal. Mujeres y novias enfadadas se vengan de sus parejas infieles atacando a sus amantes".
La mujer tuvo que ser hospitalizada para ser atendida por sus heridas y por el shock.