tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 2 de octubre de 2014

Un 16% de los delitos de menores son de violencia contra sus padres

La violencia de género y el maltrato infantil tardaron mucho en entrar en las agenda mediática y política española. Y costó aún más cambiar comportamientos que la cultura daba por correctos. Ahora el velo ha caído, aunque todavía haya mujeres que mueren a manos de sus parejas o niños que reciben castigos físicos excesivos. Sin embargo, otra violencia dentro del hogar sigue en el armario: hijos que agreden física o psicológicamente a sus padres o abuelos, llamada filioparental. Los datos oficiales muestran que el año pasado se abrieron 4.659 expedientes por estos delitos, el 15,8% del total de los casos donde están involucrados menores.
Francisco Romero, del equipto técnico de la Fiscalía de Menores de Barcelona, explica que solo desde 2011 se segregan las cifras de violencia filio parental dentro de los delitos cometidos por menores. Antes se juntaban con los de violencia de género. La memoria de la Fiscalía General del Estado demuestra que se trata de una problemática que se ha mantenido muy estable, a falta de una serie histórica más larga. En 2011 se registraron 5.377 expedientes (18.15% del total); en 2012 fueron 4.936 (16,6%) y el año pasado, se redujeron ligeramente hasta las 4.659 procedimientos. Romero asegura que un 7% de las familias españolas pueden sufrir este problema.

“Ti

“Denunciar a un hijo no es fácil. A esta violencia la llamo la patología del amor. Los padres siempre tienen en mente qué implicaciones jurídicas tiene tirar adelante un proceso”, asegura Jordi Royo, director clínico de Amalgama 7, una entidad catalana que se dedica a la atención terapéutica de de jóvenes y sus familias. “Los padres sienten que tienen que justificarse, que son juzgados porque recogen lo que han cultivado. Hasta han de explicar que quieren a sus hijos”, asegura José Luís Sancho, director técnico del Programa Recurra-Ginso de Madrid, que trabaja con menores en conflicto social.
Como en el caso de la violencia machista, ambas partes tienden a relativizar las agresiones. “Nos encontramos con familias que dicen que no ocurre nada. Y comenzamos con un cuestionario: ¿te da miedo decirle cosas a tu hijo?, ¿te humilla?, ¿rompe objetos?”, explica Royo. La violencia física no es el primer paso, explican los expertos. “Pueden pasar largos años de sufrimiento, usualmente en solitario, antes de que se lleguen a estos extremos”, explica Sancho. La Fiscalía General asegura que no es infrecuente que los progenitores acudan a la justicia derivados por los Servicios Sociales y que, en algunos casos, “los problemas de convivencia son referidos a menores de menos de 14 años”, dice la memoria anual de la institución.
En un 70% de los casos los agresores son chicos. Sin embargo, ellas suelen comenzar antes, de una manera más psicológica. Allí por ejemplo se inscriben comportamientos anoréxicos o de consumo de drogas. “Se agreden a ellas mismas, para así hacer daño a lo que sus padres quieren. El absentismo escolar es una manera de agresión”, asegura Sancho. El perfil, alerta Royo, ha ido cambiando y se extiende a familias de clase media y media alta. En seis de cada diez casos uno de los padres tiene estudios universitarios. La tendencia mayoritaria es que los jóvenes agredan a las madres y a las abuelas y hay más incidencia en familias monoparentales.
“La ausencia de normas o las familias sobreprotectoras también son propensas a generar el Síndrome del Emperador, en el que los menores tienen a sus padres como sirvientes”, dicen los expertos, que también critican “cierto enaltecimiento de la violencia en los medios de comunicación”.
Tanto la Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filioparental como la Fiscalía General del estado coinciden en “ la insuficiencia de políticas y prácticas preventivas de refuerzo a las habilidades parentales”, según la memoria del Ministerio Público. “Faltan protocolos oficiales como sí existen con la violencia de género. Y la respuesta no puede ser solo jurídica”, pide Romero.

“Si no hay consulta, la alternativa no la decidirá solo Mas”

Carme Forcadell (Xerta, Tarragona, 1956) lidera desde hace tres años la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Después de tres manifestaciones masivas con motivo de la Diada, la entidad que ha logrado aglutinar el independentismo echa el resto para que se celebre la consulta del 9 de noviembre. Pese a que el Gobierno catalán ha frenado la campaña promocional de la votación por la suspensión del Tribunal Constitucional, Forcadell, en una entrevista con EL PAÍS, muestra su absoluta confianza en que la consulta se celebrará: “Todas las condiciones se están cumpliendo. La campaña está suspendida cautelarmente; la consulta, no. Continúa adelante”, asegura.
La presidenta de la ANC cree que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, mantendrá el pulso, que no se echará atrás: “No tenemos ninguna duda. Mas no renunciará al proceso”, afirma. En caso de que no se celebre la votación soberanista, Forcadell considera que el presidente catalán buscará el consenso del resto de fuerzas soberanistas: “Si como país decidimos que no se puede hacer la consulta y tiene que haber alternativa, no la decidirá solo Mas, la consensuará con el resto de partidos”.
La presidenta de la ANC prefiere soslayar cualquier plan B, incluso confía en que el Tribunal Constitucional levante la suspensión del decreto de convocatoria de la consulta. Esgrime los mismos argumentos que la Generalitat para defender la legalidad de la votación: “Es una consulta para pedir la opinión de los catalanes, no es vinculante. No tiene valor jurídico, pero sí valor político”, apunta la presidenta de la ANC. Como hizo Artur Mas, Forcadell reclama al presidente Mariano Rajoy que tome ejemplo del primer ministro británico, David Cameron, que permitió el referéndum en Escocia. Sin embargo, la ANC no aceptaría que Mas hiciera como el líder escocés Alex Salmond: modificar la pregunta y la fecha para llegar a un acuerdo con el Gobierno. “Mas ya ha intentado negociar todos estos años. El Estatuto ya fue negociado, y no lo respetaron. Como ellos no quisieron negociar, nosotros hemos decidido seguir adelante”.
Si tuviésemos tanta influencia, la pregunta sería como la escocesa: 'sí' o 'no' a la independencia
Pese a la suspensión de la consulta, la ANC prosigue con su campaña para el 9-N, un sondeo puerta a puerta que remarca las bondades de la secesión. Forcadell defiende que Mas saque las urnas a la calle si, cuando llegue ese día, la votación sigue prohibida, “siempre que haya las garantías democráticas para que todo el mundo pueda votar de forma libre y en todo el territorio”. Esta acción, según la independentista, no sería “un gesto de desobediencia”, sino que encajaría en la “la legalidad catalana”. La ANC, completa su presidenta, pondrá a sus socios “al servicio de la consulta y del país”.
Forcadell se ha ganado su influencia con la capacidad de movilización de la ANC. Reconoce su deseo de presionar al Gobierno catalán, pero niega que el Ejecutivo de Mas siga al dictado sus peticiones. “Si nosotros tuviésemos tanta influencia política la pregunta del 9 de noviembre sería como la escocesa: independencia no”, dice. La presidenta de la ANC también defiende que ni la importancia que le ha dado la Generalitat a la entidad ni la cobertura mediática de sus actos han influido en el crecimiento e influencia experimentados por la asociación independentista. “Nosotros empezamos a organizar la manifestación de la Diada de 2012 y el Gobierno de CiU no nos ayudó, intentó que fuera para reclamar el pacto fiscal”, subraya.
Forcadell remarca que la entidad no recibe ni un euro público y niega que la ANC goce de un trato de privilegio en TV3, como sostienen los partidos contrarios a la consulta. “Al principio salir en los medios nos costó muchísimo. Y, ahora, si sacar 1,8 millones de personas a la calle no merece toda la cobertura, ya diréis qué la merece”, argumenta, antes de citar medios internacionales que se hicieron eco de la manifestación en forma de V de la pasada Diada.
No nos hemos planteado ir en una candidatura unitaria”
El crecimiento de la entidad, asume Forcadell, también ha generado algunos problemas que se van arreglando: la ANC se ha puesto al día con Hacienda después de que su súbito aumento de asambleas locales en sus inicios provocara un descontrol en los ingresos. La entidad también ha puesto control a sus ramas sectoriales para evitar que lancen propuestas por libre, como pasó con un grupo que estudió la creación de un Ejército catalán.
La ANC ha huido de cualquier discusión del eje izquierda-derecha [nunca ha criticado los recortes de Mas, por ejemplo] para centrarse en el independentismo. “No hemos criticado a los partidos políticos porque tenemos socios de todas las formaciones”, dice, y no ve incompatible que el proceso soberanista, “destinado a hacer un país mejor, más justo, y más transparente”, lo lidere el Gobierno de CiU, federación manchada por la corrupción. “Es un proceso liderado por el Parlament, por todos los partidos, y sobre todo por la sociedad civil”, apunta.
La consulta es, por ahora, la única opción de la ANC. Pero su hoja de ruta prevé que, si no hay votación, los partidos tendrían que unirse en una candidatura cuyo objetivo fuera declarar unilateralmente la independencia. Forcadell pide esperar a la resolución definitiva del Constitucional para plantear este plan B, y evita valorar su posible inclusión en una candidatura que incluyera a miembros relevantes de la sociedad civil independentista: “No lo hemos planteado ni previsto dentro de la hoja de ruta. Cuando llegue el momento se hablará”. La presidenta de la ANC, que milita en Esquerra Republicana, tampoco quiere concretar si algún día se involucrará más en la política desde su partido. Cuando finalice su mandato en la ANC, dentro de pocos meses, su primera preocupación será tomarse, después de tres años, unas vacaciones.

Detienen al capo del narcotráfico mexicano Héctor Beltrán Leyva

Héctor Beltrán Leyva, capo del cartel de drogas mexicano de los Hermanos Beltrán Leyva, fue detenido este miércoles en una operación "discreta" realizada por la Policía Federal y el Ejército de México "tras once meses de investigación", informó la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía).
El capo, que encabezaba desde 2009 a la organización de los Beltrán Leyva, fue arrestado sin disparar un tiro en un restaurante de mariscos en San Miguel de Allende, en el central estado de Guanajuato, tras una operación de inteligencia, explico el director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón.
Beltrán Leyva había dejado de lado la imagen de ostentación y lujos de otros capos anteriores del narcotráfico y había adoptado un "bajo perfil". Había dejado los vehículos de lujo y aparentaba ser un empresario acomodado dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte, indicó el funcionario.
Héctor, apodado el "H" o el "Ingeniero", asumió el control de la organización de los Beltrán Leyva tras la muerte de su hermano Arturo, alias "El Barbas", el 19 de diciembre de 2009, quien falleció en un tiroteo con infantes de Marina en la ciudad de Cuernavaca.
Para tomar el control de la organización, Héctor se enfrento a Edgar Valdez Villarreal, "La Barbie", uno de los más cercanos operadores de su hermano, y quien fue arrestado en agosto de 2010 en el Estado de México.
Zeron señaló que Beltrán Leyva era uno de los capos más buscados hasta el punto de que México ofrecía por él 30 millones de pesos (1,8 millones de euros) como recompensa y Estados Unidos 5 millones de dólares (3,95 millones de euros).
El detenido, que mantuvo en los últimos cinco años las operaciones de trasiego de cocaína desde Centro y Suramérica hacia Estados Unidos y Europa, está relacionado con 29 investigaciones sobre narcotráfico.
Zerón indico que Beltrán Leyva dirigía una amplia red de actividades delictivas, así como de corrupción y lavado de dinero, y se presume que mantenía "una posible alianza con otros grupos que habrían llevado sus actividades expandiéndose la producción de drogas sintéticas".
Héctor también es buscado en Estados Unidos por el contrabando de armas y municiones, así como por el tráfico de toneladas de drogas a ese país, principalmente cocaína.

La guerra de los narcos

Asimismo, el cartel de los Beltrán Leyva es acusado de numerosos casos de secuestro, tortura y asesinatos en el centro del país, en particular en los estados de Morelos y Guerrero.
Los hermanos Beltrán Leyva -Arturo, Carlos, Alfredo y Héctor- comenzaron sus actividades criminales en los años 80 en el cartel de Guadalajara, que encabezaban Ernesto Fonseca, Miguel Ángel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero.
Tras el arresto de los dirigentes de esta organización, surgieron numerosos grupos que comenzaron a repartirse los territorios, y aparecieron los carteles de Sinaloa, de Tijuana, de Ciudad Juárez, los cuales se disputaron las rutas del narcotráfico en todo el país.
El cartel de los Beltrán Leyva apareció en 2008 como una ruptura del cártel de Sinaloa tras el arresto de Alfredo "El Mochomo", debido a lo que ellos consideraron fue una traición de Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien fue arrestado en el puerto de Mazatlán en febrero pasado.
Tras esa ruptura se produjeron numerosos enfrentamientosviolentos entre ambas organizaciones en diversos estados del país que dejaron decenas de muertos en los últimos seis años.
Los Beltrán Leyva se aliaron con otros carteles que habían sido acérrimos enemigos del cártel de Sinaloa, como son el del Golfo y Los Zetas.
Desde 2010 el cartel de los Beltrán Leyva es una organización severamente golpeada por el Gobierno y sus integrantes han caído paulatinamente tanto en operativos oficiales como en enfrentamientos con sus adversarios, principalmente del cartel de Sinaloa.